El cáncer es una enfermedad en la cual las células del cuerpo comienzan a multiplicarse sin control. El cáncer de pulmón comienza en los pulmones y se puede diseminar a los ganglios linfáticos o a otros órganos del cuerpo, como el cerebro. A su vez, el cáncer originado en otros órganos se puede diseminar a los pulmones. Cuando las células cancerosas se diseminan de un órgano a otro, se le llama metástasis.

El cáncer de pulmón no sólo es la primera causa de muerte por cáncer, es además la más evitable, ya que la mayoría de los casos de este cáncer son ocasionados por el tabaquismo. El cáncer comienza con la transformación de una sola célula, que puede tener su origen en agentes externos y en factores genéticos heredados.

El tabaquismo es el factor de riesgo que por sí solo provoca un mayor número de casos y a nivel mundial causa aproximadamente un 22% de las muertes por cáncer y un 71% de las muertes por cáncer de pulmón. Es el principal factor de riesgo para desarrollar cáncer de pulmón, ya que el humo del tabaco contiene carcinógenos, está demostrado que no hay una cantidad inocua al consumir cigarros o productos de tabaco, siempre hay riegos a desarrollar cáncer.

Datos a nivel mundial

La Organización Mundial de la Salud destaca los daños causados por el tabaco a la salud pulmonar: más del 40% de las muertes relacionadas con el tabaco se deben a enfermedades pulmonares como el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la tuberculosis. La OMS hace un llamamiento a los países y a los asociados para que intensifiquen las medidas destinadas a proteger a las personas de la exposición al tabaco.

Cada año, el tabaco mata a 8 millones de personas y varios millones más padecen cáncer de pulmón, tuberculosis, asma o enfermedades pulmonares crónicas causadas por el tabaco. «Los pulmones sanos son esenciales para una vida sana. Hoy y siempre, puedes proteger tus pulmones y los de tus familiares y amigos diciendo no al tabaco».

En 2017, el tabaco mató a 3,3 millones de consumidores y de personas expuestas al humo ajeno debido a afecciones pulmonares: 1,5 millones murieron de enfermedades respiratorias crónicas; 1,2 millones por cáncer (traqueal, bronquial y pulmonar), y 600 000 por infecciones respiratorias y tuberculosis.

Más de 60 000 menores de 5 años mueren de infecciones de las vías respiratorias inferiores causadas por el humo ajeno. Los que sobreviven hasta la edad adulta tienen mayores probabilidades de padecer más adelante enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Los niños expuestos durante la vida intrauterina a las toxinas del humo de tabaco a través del tabaquismo materno o de la exposición materna al humo ajeno presentan con frecuencia una reducción del crecimiento y la función pulmonar. Los niños pequeños expuestos al humo ajeno corren el riesgo de padecer asma y exacerbaciones de esta, neumonía y bronquitis, así como infecciones frecuentes de las vías respiratorias inferiores. Los fumadores nunca deberían fumar en presencia de lactantes o niños pequeños.

Por otra parte, el humo del tabaco es una forma de contaminación del aire en espacios cerrados ya que contiene más de 7000 sustancias químicas, 69 de las cuales son cancerígenas. Aunque el humo puede ser invisible e inodoro, puede permanecer en el aire hasta cinco horas.

Para lograr la meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible consistente en reducir en un tercio la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles de aquí al año 2030, el control del tabaco debe ser una prioridad para los gobiernos y las comunidades de todo el mundo.

Aproximadamente un 30% de las muertes por cáncer se deben a cinco factores de riesgo comportamentales alimentarios (índice de masa corporal elevado, consumo insuficiente de frutas y verduras, falta de actividad física y consumo de tabaco y alcohol) y, por lo tanto, pueden prevenirse.

Dejar de fumar puede reducir dicho riesgo; así después de 10 años de dejar de fumar, el riesgo de cáncer de pulmón se reduce a la mitad del de un fumador.

Datos en México

El cáncer de pulmón se ubica por su frecuencia en el séptimo lugar, es el tumor más letal, por lo que se ubica como la primera causa de muerte por cáncer. Cada año fallecen cerca de ocho mil mexicanos por esta neoplasia según la Clínica de Tumores Torácicos del Instituto Nacional de Cancerología (INCan). En el año 2018 se presentaron 9 mil casos nuevos de este tumor, 85 por ciento de ellos, están relacionados con el consumo de tabaco.

  • El consumo de tabaco en México en el año 2018, existían 4.4 millones mujeres que fumaban, de ellas, 1.3 millones eran jóvenes de 10 a 19 años.
  • Se estima que anualmente mueren poco más de 51 mil personas por enfermedades atribuibles al tabaquismo, es decir 135 personas al día.
  • La atención de las enfermedades atribuibles al tabaquismo le representa al país un costo anual de más de 79 mil millones de pesos.

Anatomía de los pulmones

Los pulmones humanos son dos órganos esponjosos ubicados a cada lado del corazón. Durante la inhalación, el aire fluye desde la nariz o la boca a través de la faringe (garganta) y la laringe (que contienen las cuerdas vocales) hacia la tráquea. La tráquea se divide en dos bronquios, que dirigen el aire hacia los pulmones derecho e izquierdo.

Dentro de los pulmones, los bronquios se dividen en varios bronquiolos más pequeños. El aire fluye desde los bronquiolos hacia pequeños sacos de aire, llamados alvéolos. Un grupo de alvéolos se conoce como lóbulo. Los lóbulos, a su vez, se agrupan. El pulmón izquierdo contiene dos lóbulos, mientras que el derecho contiene tres.

Una red de pequeños vasos sanguíneos, llamados capilares, rodea los alvéolos. El revestimiento de estos vasos sanguíneos es tan delgado que el oxígeno y el dióxido de carbono pueden moverse entre los capilares y los alvéolos. El dióxido de carbono se difunde desde los capilares hacia los alvéolos y se libera del cuerpo durante la exhalación. El oxígeno se difunde en la dirección opuesta, desde los alvéolos hacia la sangre, y el sistema circulatorio lo transporta por todo el cuerpo.

La mayoría de los cánceres de pulmón comienzan en las células epiteliales que revisten los bronquios.  Los cánceres que se desarrollan en las células epiteliales se conocen como carcinomas.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de pulmón?

Los síntomas de cáncer de pulmón pueden ser distintos en cada persona. Algunas personas tienen síntomas respiratorios o relacionados con los pulmones. En otras, el cáncer de pulmón puede haberse diseminado a otras partes del cuerpo (metástasis) y causar síntomas específicos en la parte afectada.

La mayoría de los cánceres de pulmón solo causan síntomas cuando ya se han propagado. Sin embargo, algunas personas con cáncer de pulmón en etapas tempranas presentan síntomas. Si acude al médico cuando comienza a notar los síntomas, es posible que el cáncer se diagnostique en una etapa más temprana cuando es más probable que el tratamiento sea eficaz.

Es más probable que la mayoría de estos síntomas sean por causa distinta al cáncer de pulmón. No obstante, si tiene cualquiera de estos problemas, es importante que consulte con su médico de inmediato para que se pueda determinar la causa y recibir tratamiento de ser necesario.

Hay personas que solo presentan malestar general. En la mayoría de los casos, el cáncer de pulmón no produce síntomas notorios en las personas sino hasta que está avanzado. En ocasiones por cuestiones circunstanciales, se diagnostica fortuitamente al encontrarse o detectarse durante una radiografía de tórax que fue realizada para otra afección.

Los síntomas del cáncer de pulmón pueden ser:

  • Dolor o molestias en el pecho
  • Tos que no desaparece o que empeora con el tiempo
  • Tos con sangre
  • Dificultad para respirar
  • Sibilancias
  • Sangre en el esputo (moco tosido por los pulmones)
  • Ronquera
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso sin causa aparente
  • Fatiga
  • Problemas para tragar
  • Hinchazón en la cara y / o venas en el cuello.

El cáncer de pulmón puede presentarse acompañado de otros cambios, como crisis repetidas de neumonía e inflamación o agrandamiento de los ganglios en el interior del pecho en el área ubicada entre los pulmones.

Factores de riesgo para desarrollar cáncer de pulmón

Fumar cigarros, puros o en pipa

El consumo de estos productos aumenta significativamente el riesgo de cáncer de pulmón.

El tabaquismo provoca 9 de cada 10 casos de cáncer de pulmón en hombres y 8 de cada 10 casos de cáncer de pulmón en mujeres.

Los estudios demuestran que riesgo de cáncer de pulmón por fumar tabaco aumenta con el número de los cigarrillos fumados por día y el número de años durante los que se fumó. Las personas que fuman tienen un riesgo cerca de 20 veces mayor de presentar cáncer de pulmón en comparación con los no fumadores.

El humo de segunda mano

El humo del cigarro contiene un alto nivel de productos químicos oxidantes, incluidos los óxidos de nitrógeno y muchos radicales libres de las fases del gas y el alquitrán del humo del cigarrillo. Tiene de metales como el aluminio, cadmio, cobre, plomo, mercurio, níquel y zinc, los cuales catalizan la oxidación de las proteínas celulares. Esta reacción puede conducir a daño estructural, disfunción endotelial y desprendimiento de células endoteliales de las paredes de los vasos sanguíneos.

Estar expuestos al humo de tabaco de segunda mano es también un factor de riesgo para desarrollar cáncer de pulmón. Las personas que inhalan el humo de tabaco en el ambiente están expuestas a las mismas sustancias que producen cáncer que los fumadores, aunque en cantidades menores.

Los antecedentes familiares

Son un factor de riesgo para desarrollar cáncer de pulmón ya que las personas tienen el doble de probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón.

Las personas infectadas por el VIH  

Tienen más del doble de riesgo de cáncer de pulmón que las personas no infectadas, el cual se incrementa si se es fumador.

La exposición a la radiación

La radioterapia, las pruebas con imágenes y el radón, que es un gas radiactivo que se forma por la descomposición del uranio que se encuentra en las rocas y la tierra. Este se filtra de los suelos y se mezcla con el aire o contamina las reservas de agua. El riesgo de cáncer de pulmón es mayor entre los fumadores que están expuestos al radón que entre las personas que no fuman y que también están expuestas al radón.

Contaminación atmosférica: Hay estudios donde se indica que hay una relación entre la contaminación atmosférica y un aumento del riesgo de cáncer de pulmón.

Consideraciones

  • No fumar o bien dejar de fumar: Los fumadores pueden disminuir el riesgo de cáncer de pulmón si dejan de fumar, por otra parte, los estudios han demostrado que el consumo de cigarros bajos en alquitrán o en nicotina no reduce el riesgo de cáncer de pulmón. En los fumadores que han sido tratados por cáncer de pulmón, dejar de fumar reduce el riesgo de nuevos cánceres de pulmón. La orientación, el uso de productos de reemplazo de la nicotina y la terapia antidepresiva han ayudado a los fumadores a dejar de fumar de manera definitiva.
  • Reducción de la exposición al radón: La reducción de las concentraciones de radón quizá reduzca el riesgo de cáncer de pulmón, en especial entre los fumadores de cigarros. Las concentraciones altas de radón en los hogares pueden reducirse tomando medidas para evitar la filtración de radón.
  • Aplicación de Leyes que protegen a los trabajadores de la exposición a sustancias cancerígenas: Actualmente en el marco de la Ley General para el control del Tabaco, se prohíbe fumar en diversos lugares de trabajo, esto contribuye a reducir el riesgo de cáncer de pulmón provocado por la exposición pasiva al humo de tabaco. Con ello se puede contribuir a la disminución de la exposición a sustancias cancerígenas.
  • Además, se ha demostrado que la implementación de Espacios 100% Libres de Humo de Tabaco, es una estrategia de que contribuye a la protección de los fumadores y los no fumadores es una de las medidas que promueve la OMS para hacer frente a la epidemia de tabaquismo. En México se aplica con éxito y es una medida eficaz, fácil de implementar cuyo costo-beneficio se observa fácilmente y su aceptación social es cada vez más amplia.
  • Es importante acudir al médico para solicitar información o bien obtener un diagnóstico o canalización oportuna, de igual manera recibir la atención necesaria en caso de presentar algún problema asociado.
  • Si desea más información, llame a la Línea de la Vida 800 911 2000.

Responsables de la nota:

Lic. Alma Rosa García

Lic. Ana Rosa Franco

Mtro. Juan Arturo Sabines

 

Referencias

Cáncer de pulmón. Disponible en:

https://www.who.int/es/news-room/detail/29-05-2019-who-highlights-huge-scale-of-tobacco-related-lung-disease-deaths

¿Qué es el cáncer de pulmón? Disponible en: https://www.who.int/cancer/about/facts/es/

¿Qué es el cáncer de pulmón? Disponible en:

https://www.cdc.gov/spanish/cancer/lung/basic_info/what-is-lung-cancer.htm

¿Qué es el cáncer de pulmón? Disponible en:

https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-pulmon/acerca/que-es-cancer-de-pulmon.html

Prevención del cáncer de pulmón. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/tipos/pulmon/paciente/prevencion-pulmon-pdq

Cada año mueren cerca de ocho mil mexicanos por cáncer de pulmón. Disponible en:

 https://www.gob.mx/salud/prensa/145-cada-ano-mueren-cerca-de-ocho-mil-mexicanos-por-cancer-de-pulmon?idiom=es

Cáncer de pulmón

https://www.cancerquest.org/es/para-los-pacientes/cancer-por-tipo/cancer-de-pulmon?gclid=Cj0KCQiAhs79BRD0ARIsAC6XpaUMvJCiGGNrXPc4Nc2RL904FTADRH78cdCzGHQPUj_AvQ–Nk4hTFkaAnvQEALw_wcB